Discover the best clubs, festivals and events in your city with Xceed. Go Out with us.
henry saiz & band new album

Henry Saiz y su banda estrenan su nuevo álbum audiovisual “Human”

Un viaje alrededor del mundo mediante distintas capas sonoras. Eclecticismo exacerbado. Fusión entre la electrónica, el house, el indie, el electro-pop e incluso el trap menos convencional. Colaboraciones con extraños artistas locales de cada uno de los 11 rincones visitados por la banda. Y, por cada una de esas aventuras, un tema, una pista, una película. Bienvenidos a “Human”.

Si la música electrónica logra tener adeptos fieles durante años es, probablemente, gracias a pequeñas grandes sorpresas y ligeros pero sonados destellos como el que nos ocupa en esta ocasión. Henry Saiz es uno de los productores nacionales españoles más reconocidos a nivel internacional. Él siempre se ha movido entre el techno minimalista y sonidos y estilos muchos más progresivos. La vertiente melódica ha sido siempre una de sus predilecciones en su producto. Pero, lejos de querer acomodarse, esta vez Henry ha ido mucho más lejos.

“Human” no es un álbum más en su dilatada trayectoria. Es, sin ápice de duda, su mayor proyecto, su gran objetivo personal por fin llevado a cabo. Y no ha sido tarea sencilla. Henry tuvo que apoyarse en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Allí, logró recaudar 73.000€ de 813 inversores que sintieron un entusiasmo absoluto por lo que el artista quería desarrollar. Conformó su banda junto a Eloy Serrano y Luís M. Deltell y, juntos, emprendieron su viaje alrededor del mundo.

11 rincones del planeta. 11 pistas. 11 temas. 11 películas. Según contaban sus autores, se buscaba “describir mediante música y vídeo aquellos lugares que revelan aspectos de lo que significa realmente ser humano, ya sea para bien o para mal”. En 2017, vio la luz The Golden Cage, un primer single que sirvió como adelanto y como gran reclamo. Desde entonces, todos estábamos esperando el estreno del álbum completo. The Golden Cage se centra en Dubai, “uno de esos lugares mágicos, donde surgió la magia de la nada sobre lo que hasta hace poco era desierto y donde se esconde un lado oscuro sobre tanta maravilla, como sucede en todos nosotros”, contaba Saiz.

Con The Golden Cage, nos regalan 6 minutos deliciosos. Seis minutos en los que la melancolía se apodera del alma del oyente, apoyada por una combinación de indie y electrónica que abraza los cinco sentidos. Con un ritmo lento y pausado, una bass-line elaborada con mimo y de lenta progresión y unas vocales emotivas, Henry Saiz & Band obtienen un resultado de extrema sofisticación, que requiere una delicada y atenta escucha y que propone una clara apertura de miras que nos aleja de lo habitual en cualquier club de baile. Tal es el nivel de ese primer tema, que se publicaron paralelamente remixes de Sebastian Leger, David Douglas y Arabs With Synthesiser por partida doble. Cada uno llevó The Golden Cage a un terreno distinto, ofreciendo versiones disco, synth y opciones mucho más experimentales.

“¿Cómo transmitir la esencia de un lugar en una canción? ¿Puede ser la música una herramienta para entender quiénes somos? Esto es un viaje por todo el mundo en búsqueda de respuestas a estas y otras preguntas. Un álbum y una película que rinden tributo al misterioso lenguaje de la música.”

Así es cómo Henry Saiz & Band introducen “Human”. Por fin, el álbum completo ha sido publicado en Natura Sonoris, sello del propio Henry Saiz. Y, con él, el primero de los 11 episodios que conformarán la película definitiva. Junto a Dubai, Lanzarote, Australia, Kenia, Vietnam, California, Tokio, Europa, los Andes Argentinos y la Antártida conforman la ecuación que tiende puentes entre la música electrónica y las distintas culturas que conectan al ser humano a nivel global. En “Human”, la música no es el fin, sino el instrumento mediante el cual se explora lo más profundo de la condición humana en sus múltiples fórmulas. Bienvenidos.

0

Comments

Más artículos
reworks festival greece apparat cancellation xceed tickets
Apparat se marchan del escenario tras 45 minutos de concierto debido al poco respeto del público