Xceed-Interview-Dance-Spirit

Entrevista con Dance Spirit: “Por favor, deja de copiar la mediocridad: haz la música que quieres hacer y NO la que está de moda”

Con su espiritualismo y su conciencia de comunidad local y global, el dúo Dance Spirit forja en Los Angeles un gran legado musical… y social

Dance Spirit es mucho más que música. El dúo formado por Chris Mohn y Reagan Denius ha construido un gran legado en la escena electrónica de su ciudad: Los Angeles. La música que sale de su estudio en Skid Row comulga con su espiritualismo, un potente sentimiento de aportación a su comunidad local, así como a la comunidad global e incluso al universo. Con su mensaje, y con un producto musical generado a base de samples caseros e instrumentación analógica, Dance Spirit se ha convertido en icono de casas como Distrikt o Bedrock, así como del mundialmente conocido festival Burning Man. Dance Spirit tienen, además, el visto bueno de unos cuantos grandes de los géneros más esotéricos, chamánicos y nómadas de la música techno y house.

 

John Digweed, Lee Burridge, Damian Lazarus… Debe de ser cómodo contar con el apoyo constante de gigantes como estos.

Chris: Pues sí, es un sueño hecho realidad. El correo electrónico que recibimos de John [Digweed] con respecto a nuestro primer EP de Bedrock me dejó sin aliento. Nunca olvidaré ese sentimiento de manifestación total.

Reagan: Es un guiño tranquilizador el conseguir el apoyo de gigantes de la industria como esos. Me hace sentir que lo que hacemos no está nada mal.

 

Creo que es difícil conocer la escena musical underground de Los Ángeles mejor que vosotros. ¿Qué nos contáis?

C: Estamos viviendo un cambio de paradigma en los valores de los oyentes. Las nuevas generaciones han crecido con shows como los de Deadmua5 y Tiesto, por lo que un género musical que en su día era extraño y etiquetado es ahora un pilar fundamental. En lo que respecta a Los Ángeles, podrías salir todas las noches y escuchar siempre a talentos de clase mundial. Hollywood siempre tendrá sus clubs brillantes con botellas de primera calidad y modelos, mientras que los espacios que nos ofrecen las naves son abundantes en el centro de la ciudad y permiten una escena underground de after-hours muy saludable y próspera. Para mí, es donde se reúnen los verdaderos cabecillas, aquellos que se esfuerzan, que apoyan al arte y a la gente que entiende de qué trata la música y se esfuerza por mantener la integridad. Fiestas como Dialogue, Midnight Lovers, Temple Tuesdays, Deep, Sublevel, Subktlr, Superfreq, Cyclone, Into the Woods y Stranger Than (por nombrar sólo algunas) mantienen a esa escena a flote programando todo tipo de géneros y sabores y rotando consistentemente para generar ambientes en los que la gente de la escena se divierta. Con la gentrificación de la ciudad, la legalización de la hierba, una economía floreciente en relación con las industrias del entretenimiento y la tecnología, un floreciente escenario de las artes y un saludable flujo de jóvenes con dinero, la ciudad nunca ha sido tan emocionante.

R: Para aquellos que nunca han visitado Los Ángeles, pero tal vez han estado en Barcelona, España, por ejemplo, disfrutarían de la cultura de la hierba, el arte y la música underground de Los Ángeles. El clima es excepcionalmente similar al de Barcelona, tal vez un poco menos húmedo. Nuestra escena underground está floreciendo y Temple Tuesdays, así como algunas otras noches en el Pattern Bar, ofrecen un gran lugar para descubrir tanto a los talentos locales emergentes como a los ya consolidados, a la vez que te ofrecen una gran oportunidad para conocer a gente de nuestra comunidad underground. Clinic Wednesdays es también otro lugar popular, ubicado en el Sayers Club de Hollywood, donde siempre puedes ver talentos increíbles pasando por su cabina. En resumen, no podría estar más feliz aquí con el crecimiento de la escena, así como con la participación de la comunidad en ella.

 

Colaboráis con muchos otros artistas y promotores locales para impulsaros mutuamente. Mola ver eso.

R: A lo largo de los años, he adoptado la creencia personal de que la colaboración nos llevará más lejos en la vida que la competencia. Para fomentar una comunidad saludable tanto en nuestra escena como en el mundo en general, debemos comprometer nuestros objetivos puramente individualistas con la conciencia de que todos compartimos esta experiencia de vida. Si queremos que el mundo cambie, se necesita que todos trabajemos juntos para hacerlo realidad. Al colaborar, todos estamos trabajando para construir algo más grande que nosotros mismos: nuestra escena. Y no tengo esperanza, sino fe en que podemos influir en la dirección que tome la humanidad. Eso es lo que me encanta de Burning Man; es un gran ejemplo de construcción de una comunidad fuerte a efectos prácticos y a un nivel micro, que puede luego extrapolarse a nivel macro.

C: Mi visión de esta colaboración es también un esfuerzo para honrar y animar a los artistas de nuestra comunidad local. Por eso hemos creado una revista impresa trimestral titulada Space Cadet en los últimos dos años. Con tantos focos puestos en el mercado europeo y ahora también en Tulum y Burning Man, es fácil que los nuevos talentos sean eclipsados por los que dominan la industria. Europa siempre marcará la pauta, pero, al mismo tiempo, he aprendido en mis viajes que las personas son siempre personas en todas partes. Llevé esa filosofía a mi ciudad, Los Ángeles. Sólo porque hagamos esto del rave de forma diferente no significa que seamos mejores o peores que Berlín. Simplemente lo hacemos de forma diferente. Quería hacer hincapié en eso y recordar también la cultura del DIY [do it yourself, algo así como el «yo me lo guiso, yo me lo como» español] que hemos mantenido siempre firme en nuestro estudio. También considero que Reagan y yo tenemos mucho conocimiento y experiencia que podemos usar para dar amor y guía a otros artistas que tratan de encontrar su camino en mitad del miedo o las dudas que rodean la búsqueda de sueños y metas creativas.

 

Xceed-Artist-Dance Spirit
Imagen: © Dance Spirit

 

Todo esto suena muy alejado de lo que normalmente sucede hoy en día en la industria.

R: Creo que es fácil sentirse competitivo en el entorno actual, donde la accesibilidad a sintetizadores, cajas de ritmos, software y tecnología asequible es muy abundante. Siento que tienes que decidir qué tipo de ruta quieres seguir como artista: ¿vas a por la fama, la gloria y el desfile triunfal o estás aquí para usar la música y el poder que conlleva ser una figura pública para el bien del mundo? Desde mi propia experiencia, hay toda una gama de emociones egoístas y debilitantes que pueden ir junto con la competencia, como los celos, el odio, el elitismo, la exageración y, cuando estás compitiendo por tu propia relevancia por encima de los demás, el mundo o el producto que creas hace un flaco favor al resto de la comunidad. Si el arte es un reflejo de la intención de un momento, y si la intención es el dinero o la fama, eso es lo que intentas conectar con la gente. Si todo lo que tenemos que conectar son objetos materiales, obtendremos una vida bastante insatisfactoria. Cuando eres parte de una comunidad, hay un mayor sentido de propósito. Y cuando encuentras cómo servir a la comunidad y al mundo, un mayor sentido de realización.

C: Aunque la gente es muy pragmática al respecto, normalmente se puede decir quién está en esto por la música y quién está en esto por la fama. Creo que, si le das a la escena, la escena te devuelve. Es un juego sin reglas y con el tiempo he descubierto que he necesitado muchas lecciones para entender mi propio carácter y mi propia personalidad, aprendiendo a conectar con otras personas en la cultura siendo genuinamente yo mismo y no tratando de ser aceptado por algo que no soy. A veces siento que nos toca tragar con la máxima de que «los chicos buenos terminan siempre últimos», pero la verdad es que no somos los últimos, somos los primeros en ver a todos triunfando a la vez. Es divertido ver a la gente prevalecer y crecer justo delante de ti.

 

Estáis cerca de Distrikt, Mayan Warrior, Desert Hearts, All Day I Dream… Dicho en pocas palabras, sois buenos representantes del espíritu Burning Man. ¿Cuál es el mensaje oculto en esas ‘vibras del desierto’?

C: Bueno, creo que encajamos en el sentido de que hay una cualidad psicodélica y/o esotérica en todas las marcas que mencionas, así que la música que creamos atrae a muchas de esas multitudes. Podemos encajar, ya que nos hemos ganado musicalmente el respeto de la gente a cargo de estos eventos y reuniones. Me atrevería a decir que nuestra música no refleja la estética que ha hecho de estas grandes marcas lo que son hoy en día, así que me siento honrado de que estos chicos encuentren un lugar para que encajemos y hagamos nuestra movida. Si tuviésemos que dar con un denominador común con estos eventos, diría que es que todos son festivales orientados a actividades en la naturaleza que ofrecen a la gente la oportunidad de vestirse como quieran para expresarse y ponerse al día con música de calidad.

 

Utilizáis instrumentación puramente analógica y samples caseros. ¿Qué más detalles podéis darnos? ¿Cuál es vuestro enfoque y cuáles son vuestros procesos a la hora de producir música?

R: Escuchar música es una experiencia muy física, emocional y espiritual para mí. Es un entrenamiento de mente, cuerpo y alma. Producirla es lo mismo. Creo que cada tema es una meditación, un mundo propio con un estado de ánimo, sentimiento y personalidad únicos. Lo primero y más importante es que queremos que la gente baile, así que un groove sólido y movido es esencial. A partir de ahí, únicamente depende de si nos apetece aprovechar el poderoso vibe del techno, el mood místico del deep house o la psicodelia de la música hiperespacial… Estas personalidades se mezclan y se fusionan a medida que surgen y se desarrollan nuevas técnicas en los sets tanto actuales como futuros, que luego desmontamos e incorporamos a nuestra actuación en directo. El desarrollo de una comprensión profunda de las leyes de la naturaleza (os recomiendo leer el Kybalion), las dualidades y el tira y afloja del juego entre la luz y la oscuridad para invocar a la emoción profunda ha contribuido en gran medida a crear estados de ánimo y mundos en la música. Recientemente, me he sumergido en el mundo de los modulares, que ha hecho mi vida 100% más sencilla a la hora de poder coger todo lo que he escuchado en mi cabeza toda mi vida y bajarlo a lo material, lo físico. Se trata de probar mientras se fusionan los experimentos con los aspectos más coherentes. Aprender a controlar el caos y convertirlo en algo tangible.

 

 

Producir vs. pinchar. ¿Qué preferís?

C: Me gustan ambos. Produciendo es cuando me encierro en el estudio y saco de mi cuerpo lo que sea que esté escuchando en ese momento. El estudio es mi núcleo, mi lugar feliz, mi mundo, así que no quiero irme nunca, ya sea porque esté haciendo música o arte. Pinchar nos permite salir al mundo y compartir nuestra música con la gente, experimentando nuevos lugares y personas. Por lo tanto, ambos ofrecen una buena cantidad de soledad y conexión, lo que es un excelente flujo para un artista.

R: Pinchamos menos de lo que nos gustaría, ya que, cuando actuamos, suele ser para hacer un live de nuestra música. De vez en cuando, tenemos la oportunidad de saltar a cabina y hacer viajar a la gente con nuestra selección musical. Últimamente, hemos estado recopilando mucha música para sets de formato más abierto, mezclando ambient e IDM con jazz y soul y explorando drum n’ bass y dubstep, mezclándolo con algo de trip-hop y con material experimental. Es muy divertido.

 

¿Cuáles fueron vuestras principales influencias?

C: The Grateful Dead.

R: Sí, sólo escucha a The Grateful Dead… (suspiros) Pero últimamente, ha empezado a escuchar techno de nuevo, así que estamos bien. Las primeras influencias de mi infancia son las melodías y vibraciones de bandas como Garbage, Depeche Mode, Nine Inch Nails, Pet Shop Boys, de vez en cuando Sasha & Digweed, Björk y Aphex Twin. Luego pasé por una fase de trance, pero me interesaba más el progressive house. En realidad, estaba hambriento de cualquier historia electrónica, diferente y rara. Con los años, mis gustos se han ido refinando. Estuve muy metido en el techno durante un tiempo y, hace unos seis años, me enamoré de los estados de ánimo, las texturas y los ritmos de artistas minimalistas como Ricardo Villalobos y los rumanos. Además, una lista de artistas que escucho regularmente son Skee Mask, Aleksi Perälä, Floating Points, ASC, Kasara V, el nuevo álbum de Underworld, que es fantástico (ese «Altitude Dub», tanto la versión vocal como el dub contínuo de 30 minutos… wow… hice un edit del final del de 30 minutos y lo fusioné con la versión vocal; es simplemente la perfección…), Massive Attack, Tricky, Pink Floyd, The Orb (me encanta The Orb) y mucho más. Tal vez algún día comparta mi lista de reproducción de Spotify.

 

Lanzasteis el EP Famous Last Words en Desert Hearts Black hace unos días. Presentémoslo a nuestros lectores.

C: Es curioso cómo sucedió todo. Habíamos hecho una demo de algunas cosas para el sello original de Desert Hearts y, luego, a principios de 2019, Evan y Marbs nos hablaron de DHB y nos dieron una gran cantidad de tiempo para recopilar material y dar con algo decente. La mayor parte del EP consiste en música que hemos grabado en nuestro nuevo estudio en Skid Row durante los últimos seis meses. El título es un guiño a aquellos que dicen «no voy a salir esta noche» y terminan siempre guiándonos al after-hours… Creo que todos aquellos a los que no gusta la pista de baile nos sentimos identificados…

 

 

Estáis ultimando el lanzamiento de vuestro segundo álbum, que llegará este mismo año y que marcará, también, el lanzamiento de vuestro nuevo sello y serie de eventos: Communion. Parece que el 2020 será un año de cambios importantes para vosotros.

C: En este momento, Dance Spirit es un proyecto artístico que hemos estado desarrollando consistentemente durante los últimos seis años y me gustaría pensar que el nivel de autenticidad artística está comenzando a notarse por la gente que todavía está a favor de la causa y puede tirar de algunos hilos. Debo reconocer que nuestros talentos han sido elogiados durante años, pero he aprendido a aceptarlo todo con humilde modestia y gratitud. De lo contrario, uno se hace ilusiones y pierde la perspectiva de lo que realmente está pasando y de lo que tiene que hacer para seguir subiendo el nivel.

 

¿Cuál diríais que es vuestro mayor aprendizaje hasta la fecha en vuestra carrera? Un legado o mensaje que dejaríais.

R: El pasado diciembre de 2019, me encontré en una situación mental bastante mala. De repente, me había metido en un mundo de apatía y no me importaba nada ni nadie. Como algunos sabrán, publicamos una revista trimestral para la comunidad de la música de baile underground de Los Ángeles durante los últimos dos años. Era un proyecto 100% pasional que nunca dormía. Siempre estuvo en mi mente, incluso cuando trabajábamos en la música. De repente, el tiempo que había reservado para practicar la salud tanto mental como física desapareció entre la inmensa cantidad de trabajo acumulada y mi mente comenzó a relajarse. Justo antes de Burning Man, fue cuando sentí que el agotamiento se acercaba sigilosamente, pero no fui capaz de reconocerlo a tiempo. En algún momento alrededor de diciembre, empecé a perder el hilo. Mi mente se estaba enredando ante mí y me encontraba en un estado de pánico, frustración, miedo, ansiedad, preocupación… los peores sentimientos de la historia. Me cuestioné a mí mismo, a la vida, lo que estaba haciendo con ella, a dónde iba… nada tenía sentido. Le comuniqué mis pensamientos autodestructivos a Chris por teléfono y él me dijo: «Amigo, tómate unas vacaciones.»

Estaba tan cansado que la idea de estar sano o de volver a empezar mi meditación por las mañanas sonaba agotadora. No tenía paciencia para ello, porque era sólo otra tarea más. A mediados de enero, me encontré aburrido y supe que era hora de empezar a trabajar en mí mismo. Desde entonces, me he mantenido alerta con mis rutinas de salud mental y he vuelto a ponerme en forma, así que la vida está empezando a recomponerse. Creo que el año 2020 es un año perfecto para encontrar el equilibrio de nuevo, ya que es un número de año equilibrado y, también, es un gran año para refinar mi visión perfecta del futuro.

C: Sé consistente. Sé tú mismo. Haz la música que quieres hacer y NO la que está de moda (POR FAVOR, DEJA DE COPIAR A LA MEDIOCRIDAD). Sé paciente. No hables mal de los demás ni actúes mal. Apoya a tus artistas locales, a tu escena local. No te tomes el rechazo como algo personal. Paga tus deudas y emplea bien tu tiempo. De vez en cuando, haz algo tuyo, propio. Y da siempre amor.

 

¿Próximos planes y objetivos?

C: Vamos a publicar música sin descanso este año. Hemos dado un paso atrás en los últimos años para darnos tiempo a crecer y crear un espacio en el mercado entre el viejo y el nuevo Dance Spirit. Hasta la fecha, hemos preparado este lanzamiento en Desert Hearts Black, un remix para Rowee y Robbie Akbal en Saturn Return y un remix de Mont Blvck para Gari Safari, ambos para marzo. También tenemos otro EP que saldrá en el nuevo sello de Los Ángeles de Treavor Moontribe llamado Dreaming Awake, que saldrá en abril. También está por salir un EP de colaboración con Oona Dahl para Watergate Records en algún momento, así como un tema para el sello de DJ Three, Hallucination. También tenemos una carpeta de regalos que estamos filtrando para nuestra próxima demo en Bedrock. Por último, como Reagan mencionó anteriormente, estamos lanzando nuestro segundo LP Lunatic en nuestro nuevo sello, Communion, y haremos una campaña al respecto durante el verano. Estamos muy emocionados. Por último, he empezado un nuevo proyecto llamado HELP (Humanity, Empathy, Love, Peace) [Humanidad, Empatía, Amor, Paz], que es una campaña caritativa que hemos llevado a cabo en nuestro espacio creativo en Skid Row.

R: Es emocionante poder devolver un servicio a la comunidad en la que prospera nuestra escena underground. Las naves industriales en las que nos divertimos están en los alrededores de Skid Row, algunas incluso más adentro, así que es justo que mostremos amor a aquellos con los que compartimos nuestro espacio. Nunca dejaríamos que un raver deshidratado fuera sin agua, así que nunca deberíamos tampoco dejar que un vagabundo vaya sin agua.

 

ARTISTA: DANCE SPIRIT

(Imagen de Portada: © Galen Oakes)

 

0

Comments

Más artículos
Xceed-Tbilisi-Bassiani-Protests
Asalto con arma de fuego a Bassiani: toda la historia al detalle