Salir en Bologna

Filter by:

Guía

Destacados, consejos e info para vivir auténticas experiencias de ocio en Bologna

¿A qué hora sale la gente de fiesta y cómo es la vida nocturna en Bolonia?

Bolonia es la ciudad universitaria más antigua de Europa, con una de las poblaciones estudiantiles más numerosas, vivas y activas del continente. Se puede visitar fácilmente la ciudad a pie, lo que no se da por sentado en una ciudad de 400.000 habitantes y un servicio de transporte público bastante eficaz (incluidas las líneas nocturnas, una rareza en Italia). El centro, rodeado por la carretera de circunvalación, es pequeño y vasto a la vez: pequeño, porque está todo contenido en un hexágono muy compacto y denso; vasto, porque está bastante extendido. De hecho, es uno de los centros medievales más grandes del mundo. Si todo lo que lo rodea es racional y está bien delineado, en su interior todo es un descubrimiento: la antigua sensación de los edificios de los siglos XV y XVI, callejones, visiones secretas... En esta ciudad, puedes sentirte realmente a gusto y, por la noche, puede convertirse en un lugar muy cómodo... o muy aventurero, ideal para vivir. Si antes de salir por ahí, te gustaría hacer algunas compras de última hora, ten en cuenta que las tiendas, especialmente las que están fuera del centro, cierran el jueves por la tarde (y no el lunes como en el resto de Italia). En cuanto a la comida, en Bolonia la gente suele almorzar alrededor de las 13h y cenar alrededor de las 20:30h, horarios típicos de Italia. Los que quieren empezar a beber temprano, van a un bar alrededor de las 18h, donde también se puede disfrutar de un "aperitivo" con deliciosa comida local. Después de la cena, en cambio, los bares de las zonas más frecuentadas comienzan a llenarse alrededor de las 22h y la mayoría de ellos cierra alrededor de las 02h. Los clubs empiezan a llenarse alrededor de las 13:30h y cierran, dependiendo de la zona donde se encuentren, entre las 05h y las 06h. A menudo, hay normativas municipales que impiden el consumo de alcohol al aire libre: infórmate bien, pues esas normas se respetan muy escrupulosamente. La zona universitaria y la de Pratello son las más "libres" de la ciudad pero, en general, es mejor no consumir drogas blandas en ningún sitio. Si vas en bicicleta, ten cuidado: cierra siempre con llave si paras en algún sitio. Como en cualquier otra ciudad, hay que prestar atención y no hacer mucho ruido en las calles, sobre todo en el centro histórico, ya que alguien podría quejarse y llamar a la policía.

¿Cuáles son las mejores zonas para salir por Bolonia?

Partiendo del centro, en las zonas de Piazza Maggiore, Nettuno, Due Torri, Quadrilatero y el Mercato, se va a comer y a hacer compras con las familias históricamente ricas de la ciudad. Hay dos "corazones nocturnos": Via del Pratello (que siempre ha sido la "calle de los artistas"), un maravilloso callejón lleno de vida a cualquier hora -siempre que los vecinos molestos lo permitan- con muchos bares y restaurantes nunca demasiado caros, así como bastantes personas extravagantes; y Via Mascarella, menos aventurera, pero bien situada en la zona universitaria. Durante el día, todo comienza en la Piazza Verdi -para bien o para mal. En el centro de la ciudad, sólo quedan unos pocos clubs y salas de conciertos. Los vecinos y sus quejas han provocado varios cierres. En la zona de Pratello, se puede escuchar buena música de jazz gastando poco en el Barazzo Live, así como en la Cantina Bentivoglio o el Bravo Caffè en la zona de Mascarella, pero aquí los precios y la edad media suben. La vitalidad de la ciudad lleva a continuas aperturas y reaperturas de lugares experimentales, donde se pueden escuchar sesiones improvisadas de ruido y música barroca o descubrir las últimas tendencias de las artes multimedia más extremas; a menudo, en verano, ciertas plazas se convierten en lugares de encuentro muy concurridos, siempre atentos a lo que ocurre en la zona comprendida entre el MamBo, la Cineteca Lumiere y Cassero. Hablando de eso: es quizás el único club real en el centro de la ciudad, además del interesantísimo Studio 54 y el recién nacido USB, así como ese absurdo pero hermoso e imperdible lugar que es Nero, el centro cultural LGTB más importante de Italia. En la zona de San Donato, se encuentra el histórico Covo Club, un pequeño templo de la música indie con un pasado increíble y un presente todavía excelente. Luego, yendo casi hacia ninguna parte, puedes encontrar Sottotetto, el templo del reggae, y el legendario Link. Un poco menos legendario comparado con su primera versión detrás de la Estación Central, que en los 90 junto con el "viejo" TOP y el Livello 57 hicieron de Bolonia uno de los lugares más interesantes, extremos y vanguardistas para la música en Europa; pero aún ahora, si abre, garantiza casi siempre noches impactantes de techno y house, aunque mucho más convencionales. Livello 57 ya no existe, mientras que TOP se ha trasladado a la "raggiera" de Via Zanardi. Tomar la Via Stalingrado significa "pasar por alto" desde el paso superior lugares muy interesantes: Freak Out, Buco, Mikasa y, un poco más lejos, el templo de la música en vivo de calidad Locomotiv. Y luego terminar en el área de Kindergarten, más underground, mutable e impredecible, Numa, con grandes nombres, gente agradable y noches de EDM, como el área de Fiera, hogar del Festival roBOt en los últimos años. Excepto Link y Sottotetto, todos los demás lugares, con paciencia y buenas piernas, pueden ser alcanzados a pie.

¿Cuánto cuesta salir de fiesta en Bolonia?

Bolonia es una ciudad donde comer puede ser bastante caro. Una pizza y una cerveza rara vez se puede encontrar por menos de 15 euros. Una cena fuera te costará alrededor de 25 o 30 euros por persona. Las bebidas en los bares, incluso los más elegantes, nunca superan los 7 euros y un vaso de buen vino cuesta 4 o 5 euros. Por su cuenta y riesgo, todavía hay bares históricos que ofrecen licores a 2 euros: consulta a tu hígado antes de aventurarte en esta empresa. En general, no hay zonas específicamente baratas, a parte de los bares de "batalla" en Pratello o en la zona universitaria, ya que tampoco hay bares caros. En cuanto a las fiestas, la gran presencia de estudiantes, así como la tradición de la ciudad, han contribuido a mantener precios razonables. Por supuesto, para los grandes nombres de la música en vivo y los DJs, los precios están ahora estandarizados (y son altos), pero no es difícil encontrar noches o conciertos con entradas que no superen los 5 o 10 euros. Un aviso: muchos lugares requieren también una tarjeta anual (Arci, Aics u otros, alrededor de 10 euros), además del precio de la entrada. Si te quedas en la ciudad por lo menos tres o cuatro días, es un gasto que se paga rápidamente. Si no es así, hay que aceptarlo y no quejarse: los propietarios de los clubs se arriesgan a multas muy altas si dejan entrar a gente sin tarjeta.

¿Cómo viste la gente en Bolonia?

Bolonia es una ciudad llena de estudiantes, pero es necesario hacer una distinción: los universitarios de Bolonia están en su mayoría bien vestidos, son elegantes y, si vienen de buenas familias, les gusta hacerlo notar en los lugares más cool; los estudiantes de fuera, en cambio, son muy informales y, en algunos casos, te hacen pensar en estar todavía en raves cyberpunk de los 90, con pantalones militares holgados, piercings y tatuajes de raver. En general, Bolonia es una ciudad muy tolerante, donde es más importante cómo te comportas que cómo te vistes. Con la excepción de los lugares más ricos y comerciales, toda forma de expresión es permitida y apreciada. No te preocupes por esto. No te vistas muy bien si vas a Pratello o a Mascarella: no hay necesidad y la gente sentirá pena por ti (¿cuántas cervezas o copas de vino podrías haber comprado en lugar de esa ropa elegante?).