Salir en Barcelona

Filtrar por:

Bares con terraza y rooftops en Barcelona

Los mejores bares para tomar algo al aire libre en Barcelona

Beber picando algo en Barcelona

Bares en los tomar algo y saciar el hambre en Barcelona

Noticias

Artículos que son tendencia sobre salir por Barcelona

Guía

Recomendaciones para vivir auténticas experiencias de ocio en Barcelona

¿A qué hora sale la gente de fiesta y cómo es la vida nocturna en Barcelona?

Barcelona, ciudad llena de vida, llena de música. Desde hace décadas, afianzada como uno de los grandes centros neurálgicos de la fiesta en España… y en toda Europa. En Barcelona hay fiesta de lunes a domingo, aunque no siempre por igual. Las tres grandes noches para salir de fiesta son las de los jueves, viernes y sábado. Todos los clubs y discotecas de Barcelona abren sus puertas esos días. Tendrás que adaptar un poco tu horario si vienes a Barcelona (o a cualquier otro lugar de España). Aquí se cena tarde. Para algunos, muy, muy tarde. Así que los barceloneses no quieren hablar de fiesta ni de discoteca hasta pasada la medianoche, como mínimo. ¿El plan más común? Cenar sobre las 22h, marcarse una buena pre-party (las “previas” aquí son religión) en casa, en algún bar o incluso en algún parque (esto último no lo recomendamos; te puede caer un buen puro por parte de la Guàrdia Urbana, que es la policía que se encarga de estas cosas) y entrar a la discoteca o al club a eso de las 02h o incluso pasadas las 03h. Y eso que, por normativa municipal, todos los clubs y discotecas tienen que cerrar a las 06h. Si os va más la fiesta diurna bajo el sol, no sufráis, que Barcelona también tiene de eso. Entre semana, lo más habitual es el afterwork al más puro estilo europeo. De hecho, muchos de quienes asisten son expats que viven y trabajan en Barcelona. Los afterworks no suelen alargarse hasta más de las 00h o la 01h. En fin de semana, encontraréis grandes fiestas en parques o espacios abiertos. Suelen suceder en sábado o domingo y su horario habitual es de 13h a 22h. Como decíamos, la pre-party es religión, pero no lo confundáis con el clásico “botellón” español. Eso de auto servirse copas (o cubatas, como los llaman aquí) en la calle y ponerse a tono entre risas no es buena idea. El consumo de alcohol en la vía pública está totalmente prohibido y la Guàrdia Urbana patrulla cada noche en busca de grupos que lo hagan para sancionarlos. La sanción no es muy grave (apenas 50€ e incluso 12€ si lo pagas pronto), pero te requisarán las bebidas y eso nunca es buen modo de empezar una noche. Otra de las grandes prohibiciones de Barcelona son los afterhours. Como ya hemos dicho, las discotecas cierran a las 06h y ahí termina todo. ¿Quieres seguir bailando? Sólo te queda la opción de preguntar en las salidas de los clubs por “algún after”. No son más que pequeñas asociaciones de amigos que te pedirán inscribirte con tus datos personales al entrar. Si no eres socio, no entras.

¿Cuáles son las mejores zonas para salir por Barcelona?

Música para todos los gustos. Aunque… sí, en los clubs con más nombre de Barcelona, dominan el reggaetón, el trap, los hits comerciales y el techno, tech-house y groove considerados como big-room. Claro que, si se prefiere, hay desde clubs más pequeños y fiestas alternativas que ofrecen géneros rave, como el acid o el electro, hasta pequeños reductos drum ‘n bass o dubstep, pasando por microclubs de downtempo, microhouse o breakbeat. Uno de los barrios más conocidos para salir de fiesta en Barcelona es la Barceloneta. Allí, se concentran discotecas legendarias como Pacha, Opium, Shôko, CDLC o Catwalk. Excepto alguna fiesta concreta en Pacha, son clubs que se entregan a los sonidos más mainstream, abarcando desde el house hasta el rap, el RnB, el trap, el hip-hop, el dancehall y el reggaetón. El ambiente es más bien internacional y turista. Si eres uno de ellos, no te extrañe que te llamen “guiri”. No te lo tomes a mal… ¡No es un insulto! Otros clubs famosos de la ciudad son Sutton, Bling Bling o Costa Breve. Todos ellos se encuentran en la zona llamada Upper Diagonal. Allí, la mayoría son locales de alta clase. Es, por decirlo de algún modo, la zona más pija de la ciudad. La tercera zona destacada es la zona centro, cerca de barrios históricos como el Raval o el Borne. Los clubs son más pequeños, de tono más hípster y de aire más underground, y las atmósferas son mucho más variadas. Otros clubs importantes, como Apolo o Razzmatazz, se encuentran en Poblesec y Poblenou, respectivamente, alejados de los demás clubs, pero rodeados también de mucha vida nocturna, bares y locales ideales para esas “previas” de las que hablábamos.

¿Cuánto cuesta salir de fiesta en Barcelona?

Salir en Barcelona no es excesivamente caro, aunque tampoco es una ganga. El precio medio de una entrada a un club ronda los 15€ o 20€, en función de la zona y, sobre todo, de la hora. La costumbre de beber mucho y hasta tarde antes de entrar al club hace que muchos entren demasiado tarde. Y eso, claro, no gusta a las discotecas. Por eso, todos los clubs intentan contrarrestarlo con ofertas para aquellos que entren temprano. Si vuestro presupuesto es ajustado, os aconsejamos hacer eso y aprovecharos así de la situación. En cuanto al alcohol, el precio medio de una copa (sí, copa, las llamadas long-drinks en inglés, como el gin-tonic o el ron-cola) es de 10€, pudiendo llegar a 12€ o 13€ en algunos casos, mientras que la cerveza suele rodear los 6€ y el chupito, los 5€. Si optáis por alargar la previa, una copa en un bar no debería costaros más de 7 u 8€. La cerveza, no más de 3 o 4€. El chupito, igual. Y si preferís previa en casa, la botella de alcohol de 750cl en un supermercado rara vez superará los 20€.

¿Cómo viste la gente en Barcelona?

En verano, hace calor. En invierno, hace frío. Evidente, ¿no? Pero, en el club, siempre termina sobrando ropa (y no lo decimos con segundas…). Así que, si vas a visitar Barcelona en invierno, te recomendamos vestir algo ligero y una chaqueta encima. Por 2€ podrás dejarla en el guardarropa y disfrutar de la noche sin preocupaciones. En verano, no cuentes con tus camisetas y tus bermudas en los clubs de la zona alta o en la Barceloneta. Salvo que se trate de alguna fiesta de electrónica, la gente va arreglada y algunos clubs no te dejarán entrar. Si vas a Apolo o los clubes del centro, ve, sencillamente, como te apetezca. Rara vez ponen problemas. Evita, eso sí, el chándal y la ropa deportiva. Eso sólo te lo aceptarán en Razzmatazz, donde, sencillamente, no hay políticas de acceso, más allá de la edad o el mal comportamiento en la cola.