Foto de LucianoFoto de Luciano

Artista

Luciano

latin tech house

8 seguidores

Bio

Luciano es un DJ y productor de música chileno-suizo cuya historia es única. Empezó pinchando en clubs de rock en Chile, ayudando a promocionar la música electrónica underground en la zona, y acabó convirtiéndose en un punto de referencia en Ibiza, con su residencia en Circoloco y con sus propias fiestas Vagabundos. Entre medio, ha pisado muchos de los mayores escenarios de la industria, como los de Time Warp, Kappa Futur Festival y Sonus. Su inicial estilo de minimal techno fue evolucionando a lo largo de los años hacia una fusión distintiva entre el house y el techno y sus dj sets siempre han estado fuertemente influenciados por la música latinoamericana. Llevando su sonido a Europa y gracias a su propio sello Cadenza Records, fue capaz de cambiar las reglas de la industria, convirtiéndose, en la última década, en uno de los DJs y productores más influyentes de la escena musical electrónica. Su total devoción por la música, que se fusiona perfectamente con su carisma y actitud en el escenario, han hecho de Luciano una de las mayores estrellas de la música electrónica. Luciano, originalmente Lucien Nicolet, nació el 24 de febrero de 1978 en Montecherand, Suiza, de padre suizo y madre chilena. A la edad de 11 años, se mudó a Santiago y fue influenciado por los sonidos chilenos y latinoamericanos. Su amor por la música comenzó cuando, a la edad de 12 años, recibió una guitarra como regalo de su madre. Estuvo en una banda de punk rock en la escuela hasta los 16 años y, tras descubrir a la banda francesa Bérurier Noir y ver cómo usaban las cajas de ritmos, empezó a interesarse por la música electrónica. Después de conocer y enamorarse de la música de héroes del techno como Juan Atkins, Derrick May y Model 500, Luciano trató de llevar su pasión por la música electrónica a los clubs de Santiago. Se metió de lleno en el mundo del dj gracias a su amistad con Dandy Jack (Martin Schopf) y su hermano Adrian Schopf. Sin embargo, en ese momento, era demasiado joven para tocar en la mayoría de los clubs, así que tocaba en locales de rock como La Batula, en Chile, donde el público no apreciaba mucho su sonido. Pese a ello, siguió impulsando su pasión por el techno y, poco a poco, empezó a ganar más y más seguidores. Pronto, muchos se vieron convertidos al techno. Empezó a pinchar siendo muy joven, y empezó a producir en 1997, con tan solo 19 años. Estando en un círculo bastante pequeño, conoció de cerca a Ricardo Villalobos, que pinchaba en sus fiestas Encuentro con la Technocultura y con quien trabajó en el proyecto Sense Club. Después de visitarlo en Ibiza por primera vez, Luciano comenzó a sentir esa mágica curiosidad por la Isla Blanca. Tenía sólo 21 años cuando tocó en la Love Parade de Santiago, antes de trasladarse a Europa para estudiar ingeniería de sonido. Estableció su residencia en el club Weetamix de Ginebra y lanzó producciones en Mental Groove Records de Oliver Ducret. En 2001, se unió a la familia Cocoon en Ibiza y pinchó en las famosas noches de los lunes en Amnesia. Al año siguiente, Luciano y el DJ y productor suizo Philippe Quenum lanzaron Cadenza Records. Se suponía que era una plataforma para editar sólo algunos temas que habían hecho, pero el enorme éxito de su primer EP, que incluía "Orange Mistake", convenció a Luciano y a Quenum de seguir dirigiendo el sello. Hoy en día, es reconocido como uno de los sellos más notables de la escena, gracias al cual artistas como Andrea Oliva, Michel Cleis, Reboot y Argy iniciaron sus carreras. Estando en Europa, intentó encontrar su propio espacio proponiendo un tipo de techno combinado con ritmos latinos calientes. La propuesta fue perfecta para la época. Grandes lanzamientos en sellos como Minus, Desolat, Cocoon, Perlon y Poker Flat empezaron a hacer que su nombre se hiciera muy grande. Fue en 2006 cuando Luciano se asoció con Circoloco, convirtiéndose en el residente del club durante tres años. 2009 fue el año de debut de Aether Live, su espectáculo multimedia futurista, en el que participaron compañeros de Cadenza -Reboot, Mirko Loco, Lee Van Dowski y Digitaline- que actuaron con Ableton en directo. Tras este éxito, Luciano volvió a reivindicar su nombre en la escena ibicenca al lanzar un evento gratuito en el chiringuito de Ushuaïa, que pronto se convirtió en la mayor fiesta de la isla. En 2010, el concepto de Vagabundos cobró vida y se convirtió en la residencia dominical de Pacha. Su colorida pandilla, inspirada en los viajeros gitanos, se convirtió en otro punto de referencia en Ibiza. "Vagabundos sin futuro" era el nombre que Luciano y los artistas de la discográfica habían dado a una gira en Brasil, debido a su estilo de vida insomne y fiestero. Acercándose a diferentes géneros musicales, en 2012, Luciano colaboró con Lenny Kraviz en un proyecto de pop rock y los dos actuaron juntos en el Festival Rocktronic de Ibiza. Entre los veranos de 2012 y 2013, los festivales Luciano & Friends marcaron el ritmo en el nuevo Ushuaïa Ibiza Beach Hotel. Desde una pequeña fiesta en un chiringuito hasta un enorme club que vendía 4500 entradas cada semana gracias al nombre de Luciano. El verano de 2014, en cambio, fue el de la fiesta Origins en Amnesia. Al año siguiente, Vagabundos regresó a Pacha en algunos viernes concretos, mientras que Luciano & Friends encontró su hogar en Destino. 2014 fue también el año en el que Cadenza Lab y su segundo sello Basaec fueron lanzados, mostrando sus primeras producciones como Luciæn, en su adolescencia. Luciano, como muchos artistas polifacéticos, ha tenido también otros alias: Monne Automne, con Argenix Brito y Pier Bucci, y Lucien-n-Luciano como una versión más suave de sí mismo y bajo el cual se lanzó su primer álbum Blind Behaviour en 2004 a través de Peacefrog Records. Tanto su segundo álbum, No Model No Tool, como su último Tribute To The Sun fueron publicados en Cadenza en 2007 y 2009, respectivamente. Entre sus producciones, destaca "Rise Of Angel", que se hizo aún más famoso gracias al remix de Andrea Oliva. Luciano no sólo es uno de los mayores artistas de la escena electrónica, sino que también es una persona con una gran humanidad y un corazón aún más grande. Lo demostró hablando abiertamente sobre sus problemas personales con el abuso de drogas, lo que también lo llevó a una parada de un año en 2017, con el fin de crear conciencia en la industria. Además, junto con su esposa Francisca y su hermana Amélie, dirigen la organización benéfica One Coin For Life, con la que se centran en la sensibilización cultural y la recaudación de fondos para ayudar a preservar la cultura y la tradición de las comunidades de todo el mundo. Además, participó en el proyecto "Bridges For Music" en Sudáfrica, junto con Richie Hawtin y Skrillex, como una oportunidad para mostrar cómo la música puede ser accesible incluso en zonas remotas y cómo puede ser un punto de encuentro entre culturas, como demuestra su mezcla de latin y electrónica. Han pasado varios años desde el comienzo de su carrera, cuando era adolescente, pero sigue siendo sin duda uno de los artistas más influyentes de la escena.

Luciano